Comentarios profundos y enriquecedores

COMENTARIOS PROFUNDOS Y ENRIQUECEDORES

Abrimos está sección para incorporar comentarios ó frases que enriquezcan nuestro punto de unión entre todos.

Empezamos recogiendo unas frases que podéis analizar y sentir como alguno de nosotros:

Decir que es muy bonito que cuando hemos quemado una buena parte de nuestras vidas, todavía permanezca la brasa encendida en cuyo rescoldo sigue caliente nuestra amistad y nuestras ilusiones. Enhorabuena por la iniciativa y hasta la próxima convocatoria que, de momento es para el próximo ultimo viernes de mes de noviembre pero bien se puede repetir la experiencia con excursión campestre… ¿Recordáis aquel Benidorm entrañable?” A.Pelillo (fotos)

“En todas las familias hay discusiones, discrepancias, otros cambian de rumbo; pero al final ha existido una familia y entre todos tenemos que continuar para que continúe unida la familia de Unión Iberoamericana” M.Labarta

Con gran cariño y un extraordinario respeto, transcribimos una felicitación recibida de un amigo y compañero, que forma parte de una de las mil vivencias reales, ocurridas a lo largo de nuestra vida en común y siempre formando un capitulo de nuestro agradable recuerdo que, aparte de trabajar, también nos unía la permanente simpatía y el buen humor de nuestra edad.

Hace muchooos, muchooos, muchoos……muchos años, en el país de siempre Uniber. Acaecieron los hechos que más adelante se relatan.
En los confines de un departamento extremo, en la segunda planta, de un acristalado edificio, situado allá por la calle del Barquillo, se encontraba, entre archivadores, estanterías y mesas metálicas, un grupo de jóvenes tarificadores de riesgos diversos, en paz y armonía, capitaneados por un Sordo de melena cruzada y “sonótone” de cable sinfín.
Se debatía, entre risas y chirigotas, sobre los amoríos del Gorrilla(Edu) con una moza de buen ver de afinidad Beatleriana.
Moraza(el Pelillo), se reía por lo bajinis, sin apartar la vista del tablero de su mesa, no por sus ansias de trabajar, sino porque en ese momento estaba falsificando, con esmero, un billete de trece duros, papel moneda que yo adquirí más tarde por el módico precio de tres duros, con lo cual le gane diez, menudo soy yo.
Al fondo, junto a la pecera del Sordo, estaba el fornido sargento, tocayo del compañero de Pedrín, que sin entrar en la conversación participaba con su sonrisa burlona. De vez en cuando decía, a modo de imposición: “Vamos chicos a trabajar”.
Mi mesa estaba situada, junto a la cristalera del pasillo y yo me sentaba de espaldas al trasiego. Delante de mí, otra mesa, ocupada por un barítono tenor de voz de ultratumba, que me daba, a su vez, la espalda.

El Edu y el Moraza, se situaban a mi derecha pero con sus mesas perpendiculares a la mía, con lo cual nuestras caras se encontraban perfectamente a la vista.
Más hacia el fondo se hallaba la mesa del niño de las Vistillas, con apellido de primavera.
Uno decía que debía de lanzarse a la moza, otro que fuese cauto, otro que no dejase pasar la ocasión, en fin una conversación de altura con todos los tertulianos de acuerdo.
En estas estábamos cuando irrumpió en la sala, con sigilo y sonriendo, el mandamás de los folios, el manitas de la Cabrera.
Saludando y cortando toda posibilidad de dialogo, se situó frente a mí, entre mi mesa y la espalda del tenor, para dedicarme unos minutos de su fluida charla sobre unos bolígrafos pedidos por mi persona con un vale sin firma.
Bueno, menudo marrón, pedir unos bolis sin la firma del Sordobés.
Nuestra conversación, entre Jacin y yo, se torno jocosa y desinhibida, lo que de una posible bronca pasaría a ser una serie de bromas y chanzas. Hasta tal punto que mi compañero, a espaldas de mi interlocutor, se giro discretamente, inclinándose a su derecha, en postura grotesca y simulada, para poder escuchar, con más detalle nuestras palabras.
Al percatarse de este hecho, el de la Cabrera, me hizo una seña moviendo las cejas, sobre el compañero que tenia a sus espaldas. A su vez yo hice otro tanto, con las mías, en señal de confirmación. Es decir, el cotilla estaba en su punto más propicio de recogida de datos. Su postura era elocuente.
El encargado del material se sonrió picadamente y me señaló con una mueca, que estuviera atento a los próximos acontecimientos.
Se puso erguido y note que su abdomen comenzaba a convulsionarse de forma descarada, tal como lo haría una danzarina del vientre. Sin decir palabra se mantuvo en esas maniobras como lo haría una hormigonera que amasara una tongada para la zapata de un puente.
Fue en un momento, sin dejar tiempo a la reacción, como cuando nos llega un golpe de tos, como cuando te abofetea una muchacha a la que al piropeado groseramente, como oler un sobaco en hora punta, como……. no hay palabras para describirlo.
¡OH bombarda de almena que sacudes tu metralla a los impertinentes asaltantes del castillo!
¡OH tambores comanches que resonáis con crudeza para combatir en el prado sin más abrigo que unas plumas.
Nada es comparado con el ruido que escuchamos, cuando mi interlocutor, arqueando las piernas suavemente, cual caballista sin montura, tomó aire y apretó el diafragma con firmeza, soltó de sus entrañas una ventosidad descomunal, tal que me recordó que debía, en la póliza que tenia sobre mi mesa, calcular el recargo de daños por caída de rayo, pues el trueno había llegado.
Un silencio inundó la sala, pero en apenas dos segundos, una cascada de risas bulliciosas llenó el espacio, cuando desde la pecera se oyó: “Eduardo, no des portazos”.
Me asomé por un costado del autor de aquel portento, que ni el mejor gas que pudiera producir el menor de los Martínez(Pepsicolín) se le podía comparar; para ver los daños causados al otro lado. Fue lamentable e irreparable.
Allí estaba, aun ladeado hacia su derecha, con la mano apoyada en un cajón, inhábil y exhausto, sin aliento y con sus ojos inyectados en sangre, como un ninot a la espera de la llama purificadora.
La genialidad de Edu no se hizo esperar. “Macho te ha quemado la oreja”
El Moraza tampoco anduvo a la zaga: “Joer, te has puesto negro”.
Yo miré al de la Cabrera y me parapete tras él para controlar la risa.
El niño de la Vistillas, nuevo en estas lides, se reía enseñando sus dientes draculines y mordiéndose los labios.
El inseparable de Pedrín, desde su rincón, festejaba tras sus gafas, con una sonrisa escondida, la travesura sonora del sin par Jacin.
Cuando las risas se acallaron y la calma volvió a su lugar, el tenor se levantó arrastrando su amargo trance, entre las mesas, para llegar al despacho del mandamás. Hizo ademán de tocar la puerta; que estaba abierta; y se plantó delante del dueño del “sonótone”.
¡Me han tirado un pedo!. Soltó a modo de saludo.
¿Qué dice?. Se escuchó al otro.
¡Que Jacin me ha soltado un pedo en la cara!.
El sordo se le quedó mirando fijamente y con su conocida sorna le dijo: “Se le habrá escapado”.
Aquella frase reventó nuestro silencio, la algaabía fue entonces imparable. El Sordobés cuando quería era un cachondo.
Nuestro compañero, el tenor de opereta, dejo huella entre nosotros, no por este hecho, a todos nos pudo ocurrir, sino porque nos deleitaba, de vez en cuando, con algún trino de verdadero merito.
Mi agradecimiento a todos los personajes de este cuento por facilitarme el desarrollo de la historia.

Que todos sepáis que, os llevo,
prendidos en mi memoria,
como brazos de una noria,
girando siempre conmigo
El Poeta Dormido

Angel Cuellar

Actores por orden de intervención:
“Sordo” ó Sordobés” – Don Justo Hidalgo Monge
“Gorrlla (Edu)” – Eduardo Molina
“Moza Beatleriana” – Miqui
“Morazo” (Pelillo)” – Antonio Pelillo
“Tocayo del compañero de Pedrín” – Antonio Alcazar
“Barítono Tenor” – Carlos Castellanos
“Niño de las Vistillas” – José Luis Abril
“Manitas de la Cabrera” – Jacinto Sánchez
“Martinez (Pesicolín)” – Esteban Martínez

===================================================================================

Habría que decir que el tiempo no pasa, que estáis igual, pero no es cierto, si pasa, pero mejor que pase, pues mientras pasa me permite acordarme de muchas cosas vividas, de muchos sentimientos y de llenar mi vida de recuerdos, por lo que la próxima reunión que será el último viernes del Noviembre próximo, estaré con vosotros.
Además quiero haceros unas preguntas que siempre he tenido !!!!:
¿Qué paso esa mañana que llegué y me encontré a todo el mundo castigado sin salir pues había aparecido un preservativo en el baño y no se sabía de quién? Y más cosas….
Hombre, me acuerdo de otra, Cuando negociamos el convenio en la 1ª Planta de Francisco Gervás, de verdad de verdad, ¿Cuántos trabajadores éramos Sr. Sanz?
Una aclaración para todos: Los 34 desayunos que me quería cargar en mi cuenta el Sr. Zurdo de un día en la convención del Hotel Don Quijote, no me los tomé yo, fue que al salir del servicio todos se habían marchado, me presentaron la nota y la firmé, de verdad que yo no me los tomé.
BONI ALDAYA, S.L. – Producción
Arantxa Calzada

====================================================================================

Terminamos un año muy malo; éste año también, se nos han ido unos buenos amigos y compañeros, que durante muchos años hemos compartido y estrechado una buena amistad.
Atrás queda el recuerdo de una GRAN FAMILIA ” UNION IBEROAMERICANA ” que con sacrificio y esfuerzo hemos ido tejiendo lazos de todo tipo; unos desde el comienzo 1947 en la calle Hermosilla, otros a partir de 1962 en la c/ Barquillo y que desde este año empezaba la expansión abriendo nuevas Oficinas en toda ESPAÑA, hasta el cierre en 1994 en la c/ Francisco Gervás.
A pesar de los 15 años que han transcurrido, desde el cambio de rumbo y seguir los tripulantes navegando por direferentes mares, no hemos perdido el contacto y seguimos unidos con las cartas de navegación, ahora llamadas e-mail.
Quién es el culpable ?
son los Leones del anagrama ?
son los Almirantes que han capitaneado la tripulación ?
son los marineros que hemos navegado juntos ?
NO SE QUE SERÁ, pero ahí ESTAMOS.
No podemos faltar a esa gran llamada de los organizadores de los ENCUENTROS a final de Noviembre de cada año, donde compartimos en unas horas muchos recuerdos.
LOS QUE SE HAN IDO, TAMBIEN ESTÁN CON NOSOTROS. Y ESPECIALMENTE ESE DÍA.
Manuel Labarta 2009

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Animaros y seguir contando cosillas……..

-*-*-*-*-*-************-*-*-*-*-*-

Ya lo sabéis todos para que no haya “excusas”…

El último VIERNES del mes de Noviembre de cada año, lo celebramos!

-*-*-*-*-*-************-*-*-*-*-*-.

Ahora tambien en internet…..estamos mejorando con el paso del tiempo……..